Blog

cuerpo-y-farmacia

El cuerpo, una verdadera farmacia

«El cuerpo es el taller en el cual se fabrican las sustancias físicas» decía Andrew Taylor Still, el padre de la osteopatía.

cuerpo, farmacia y osteopatia

Nuestros cuerpos sobreviven gracias a los elementos nutritivos que absorbemos (los alimentos) y al aire que respiramos.es lógico pensar que salud o enfermedad dependen en gran medida de la calidad y cantidad de los aportes alimenticios y respiratorios.

La alteración de la calidad de los alimentos se hace de múltiples maneras:

  • Por el uso extendido de abonos minerales desequilibrados.
  • Por el uso de insecticidas y otros productos que sirven como tratamiento agrícola.
  • Por la adición de colorantes, de condimentos saborizantes o de conservantes.
  • Por el refinado que retira los elementos esenciales de los alimentos.

Se hace difícil, a veces imposible, aportar los elementos en bruto (sin procesado) con los que el cuerpo podrá elaborar las sustancias necesarias para su buen funcionamiento.

Still era un granjero, habría apoyado probablemente las campañas para la reforma de estos ámbitos de la producción y la preparación de los alimentos.

La anterior afirmación de Still es cierta desde el instante en el que se restablece el hábito de nutrir el cuerpo con alimentos naturales y sin degradar. En ese momento, la recuperación corporal en su equilibrio anatómico y fisiológico a través de un tratamiento osteopático bien llevado basta por lo general para permitir que el paciente regrese a un estado más saludable.

El sistema corporal posee la capacidad de autorregulación

Nunca un terapeuta ha llegado a curar a un paciente. Esta afirmación puede parecer extraña, paradójica, chocante incluso.

Sin embrago, es una idea esencial. Y aunque el terapeuta (osteópata u otro) pueda ser, en un momento determinado, un elemento determinante en la senda de la curación;  únicamente es el paciente el que se cura y solo él puede hacerlo.

Así pues, a través de un razonamiento que se apoya en el conocimiento anatómico y fisiológico, el papel que el osteópata desempeña se ciñe a:

  • Encontrar los elementos que entorpecen los procesos normales de mejora de las condiciones corporales.
  • Reajustarlos.
  • Y dejar que la sabiduría del cuerpo haga lo esencial: restablecer su equilibrio y su salud.

Las leyes de causa a efecto

En el universo, no hay efecto sin causa, ni causa sin efecto. En palabras de Still: «De todos los aspectos del concepto osteopático, ninguno es, en la práctica, más importante ni más profundo que el reconocimiento de las leyes de causa a efecto: disfunciones o patologías no son más que un efecto».

Prestar atención a una historia de traumatismos o de operaciones quirúrgicas, interpretándolo todo a la luz de un buen conocimiento de la anatomía y de la fisiología, dan un primer hilo conductor que sirva de guía al osteópata hacia un entendimiento de los fenómenos que su paciente presenta actualmente.

Las causas pueden conjugarse, procedentes de distintos y variados orígenes:

  • Un pasado traumático que habrá podido inducir ciertos bloqueos mecánicos.
  • Hábitos alimentarios no saludables.
  • El uso o abuso de drogas de todo tipo, incluyendo en este apartado los medicamentos.
  • El agotamiento tanto físico como intelectual.
  • El estrés y la aflicción moral, intelectual o espiritual.

Mientras que esos orígenes de dificultad no se vean reconocidos y se traten de mejorar, los resultados terapéuticos, sea cual sea el sistema terapéutico elegido, serán inciertos e inestables.

La intervención del osteópata consiste pues en:

  • Restablecer los desequilibrios mecánicos y fisiológicos de su paciente.
  • Ayudarle a encontrar y, si la ocasión es proclive, a resolver esas dificultades de otro tipo, derivándolo u orientándolo haca las terapéuticas adecuadas a cada dificultad.

La salud, la situación de base de un sistema vivo

Still repetía en sus escritos: «Encontrar la salud debería de ser el objetivo del doctor. Cualquiera puede encontrar la enfermedad».

  • La salud es el fundamento mismo de la vida.
  • En opinión de Still, un organismo vivo está concebido desde un principio para funcionar en términos de salud.
  • Esto viene a significar que la salud es la esencia misma de lo vivo.
  • Por ello, el osteópata debe buscar la salud. Trabajar con este concepto, mucho más que con la idea de la enfermedad.

La osteopatía no es una terapéutica exclusiva, aislada, sino una ayuda esencial que se debe integrar en equipos orientados hacia la salud, que persigan la consideración del ser en su totalidad.

De este modo, el osteópata no cura una enfermedad, sino a una persona. No se preocupa tanto por los síntomas que presenta el paciente como por el paciente en sí mismo, cuyo síntoma (o síntomas) no hace más que manifestar sus dificultades para vivir su vida.

En nuestro centro de bienestar «En Manos de Nara», te brindamos una experiencia única y transformadora a través de la osteopatía. Nuestro enfoque personalizado y profesional te ayudará a mejorar tu bienestar físico y emocional. ¡

Ven y descubre los beneficios de la osteopatía en tu cuerpo con nosotros!

Otros artículos relacionados:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram
Email

3 comentarios

  1. I wanted to express how wonderful your post is. I could tell you are an authority on this subject because of how obvious it is. If everything is up to you, I would want to follow your feed so I can be informed when you publish new content. Many thanks, and keep up the fantastic work.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías
Categorías
Suscríbete

No te pierdas ninguna novedad y recibe ofertas de enmanosdenara.com