Blog

concepcion

Cráneo sacral y problemas en la concepción

Hay padres que no pueden tener hijos y puede tener orígenes multifactoriales y la medicina ha logrado hacer grandes progresos en la concepción.

Lo primero que se debería hacer es descartar que no exista una imposibilidad por parte de la mujer o del hombre para concebir hijos. Ello, está claro, exige la realización de unos exámenes médicos concretos.

A veces los tratamientos médicos son con frecuencia duros y poco satisfactorios a nivel de las relaciones humanas y afectivas, en ocasiones, se viven con una cierta frialdad.

En ciertas ocasiones, la dificultad puede ser funcional (es decir, no estará relacionada con trastornos orgánicos severos). Puede provenir simplemente de anomalías menores existentes en el seno del sistema corporal de la futura mamá, incluso simplemente estrés en la vida de ella.

El terapeuta considera la dificultad con un enfoque global y las medidas terapéuticas que propondrá son sencillas y sin ningún riesgo.

¿Qué puede hacer el terapeuta en esa situación?

Se interesa en especial por la relación estructura anatómica y su función. Se encarga de garantizar la movilidad óptima de muchas estructuras que so esenciales y las restablece si fuese necesario:

  • Las estructuras del eje cráneo-vertebral.
  • El sistema craneal, cuya movilidad es capital para una buena regulación hormonal (la hipófisis se sitúa en el centro del cráneo).
  • La pelvis que contiene las vísceras encargadas de la procreación.
  • Las estructuras viscerales del abdomen.
  • Intentará proponer o alentar la calma, la distensión en la vida de la mamá para intentar contrarrestar el estrés en el que eventualmente se pueda encontrar la futura mamá.
  • Llegado el caso, de verlo de ayuda, puede verse obligado a aconsejar un seguimiento o apoyo psicológico para su paciente en esa fase previa al embarazo.

Supongamos que el embarazo se inicia por fin…En ese periodo gestacional puede ser útil contar con la osteopatía para hacer frente a distintos trastornos clásicos en el embarazo: nauseas del primer trimestre, dolores en la espalda, trastornos circulatorios, dolores pélvicos, etc.

Antes de proseguir, recordemos dos cosas esenciales :

Es un proceso fisiológico: puede resultar extraño, pero en osteopatía el embarazo se considera como un proceso que no es patológico, sino fisiológico. Quiere decir que la Madre Naturaleza ha previsto todo para que las cosas discurran de la mejor de las maneras. Con esa óptica, conviene dejarla hacer, ayudarla tan solo si fuese necesario, sin ir en contra de ella ni forzarla.

Un proceso complejo:  como todo aquello que está vinculado con el sistema corporal, el embarazo es un proceso de tal complejidad que una gran parte de los mecanismos íntimos que se ponen en marcha se escapan de nuestra compresión, pese al extraordinario aumento de nuestros conocimientos sobre el proceso. En consecuencia, cuantas menos intervenciones exteriores lleguen y puedan perturbar el proceso, mejor será.

En este contexto, el enfoque del terapeuta se ceñirá a trabajar con las estructuras corporales de la futura mamá para ayudarlas a asumir, lo más fácilmente como sea posible, el trabajo de concepción, el desarrollo del feto y los cambios continuos que se producirán durante todo el embarazo.

Descubre cómo nuestra terapia cráneo sacral puede ayudarte en problemas de concepción. ¡Te acompañamos en este camino hacia la maternidad!

Consulta otros artículos relacionados:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram
Email
Categorías
Categorías
Suscríbete

No te pierdas ninguna novedad y recibe ofertas de enmanosdenara.com