Blog

bebe-y-estrenimiento

Cómo aliviar el estreñimiento en el bebé

Mi bebé tiene 1 mes, ha tomado el pecho desde su nacimiento, todo iba bien, pero de repente, ha empezado a sufrir estreñimiento

¿La osteopatía puede hacer algo en este caso?

En los bebés de pecho, las heces son habitualmente frecuentes, varias veces al día incluso, durante las 4-6 primeras semanas de vida. En ocasiones puede suceder de una forma repentina que, durante algunos días, algunos niños presenten lo que se nombran como heces atípicas o raras del niño de pecho.

Hacen caca solo cada tres, cuatro, ocho días e incluso a veces con menos frecuencia. No parece haber ninguna explicación para este fenómeno.

  • No se le percibe hinchado, ni vomita, tiene gases (pedetes), lo que señala que no se trata de una oclusión intestinal.
  • Orina bien, como de costumbre, ya que bebe (mama) como de costumbre.
  • Continúa creciendo, no parece quejarse. Sencillamente, los días pasan y no hace caca.
  • La inquietud de los padres aumenta hasta el día en el que las cacas llegan. Eso sí, el día que regresen éstas, habrá que prever un baño y un paquete entero de pañales ya que habrá heces para un rato y por todas partes. La abundancia de heces, que siguen siendo más o menos blandas, confirma que esta situación es benigna.
  • Todo el proceso se puede reiniciar en varias ocasiones, y luego las heces se volverán a hacer más frecuentes sin que se pueda comprender el motivo.

Es inútil….

  • Que la mamá se ponga a beber litros y litros de agua, o zumo de manzana.
  • Que se le obligue al bebé a beber zumo de naranja, ciruelas pasas o medicamentos de aparente acción específica.
  • Que se perturbe su flora intestinal con otro producto distinto que no sea la leche materna.

No se debe temer por el futuro del bebé

El niño no tendrá más tarde ningún problema intestinal ni de estreñimiento (que se define por unas heces duras, en forma de bolitas, difíciles de exteriorizar y que pueden ser motivo de la aparición de fisuras anales y de sangrado local).

Por tanto:

  • Si sus heces no son duras, deshidratadas.
  • Están ahí, son líquidas, aunque no salen con facilidad.

En ese caso, la osteopatía no tiene nada muy útil para ofreceros.

¿Y si está estreñido de verdad el bebé?

Por un lado, existe el factor de la lactancia no materna que puede influenciar. Así pues, el estreñimiento no es raro en el niño que toma leches artificiales.

Habrá que comprobar que no existe intolerancia alimentaria. En el niño que sigue solo con el biberón será lo primero que debemos descartar: saber si vuestro hijo no experimenta una intolerancia a la leche que le ofrecéis.

En el niño de más edad, con una alimentación más variada; además de la posible intolerancia a la leche de vaca, conviene que os aseguréis de aportarle fibra y líquidos suficientes para que el proceso intestinal curse adecuadamente.

¿Se necesita en esa situación la intervención del osteópata?

Puede ser útil la consulta si los ajustes y correcciones de los parámetros alimentarios no dan resultado.

Pueden existir anomalías en la estructura craneal, vertebral o digestiva del niño que, una vez se vean mejoradas, permitirán que la función digestiva retome su curso normal.

Desde el centro de bienestar En Manos de Nara te ayudamos a aliviar el estreñimiento en el bebé con nuestras técnicas.

Puedes reservar tu cita online. 

Otros artículos relacionados:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram
Email
Categorías
Categorías
Suscríbete

No te pierdas ninguna novedad y recibe ofertas de enmanosdenara.com