Blog

La escoliosis

¿Se puede prevenir o tratar con osteopatía?

La escoliosis es una desviación lateral de la columna vertebral.

Clásicamente se describen dos tipos de escoliosis: la benigna también llamada actitud escoliótica y la escoliosis grave o idiopática.


DISTINTAS CURVAS ESCOLIOTICAS EN ESQUEMA

La escoliosis idiopática

Realmente no se conoce el origen de esta escoliosis. Los que apoyan la teoría craneal piensan que la escoliosis se crea con mucha frecuencia por la existencia de alteraciones del mecanismo cráneo-sacro. Estas últimas son resultado de :

  • Un final de embarazo un tanto difícil (con una compresión uterina del feto).
  • Un nacimiento complicado.
  • Un traumatismo importante en su más tierna infancia.

En cualquier caso, el examen palpatorio osteopático encontrará casi siempre una compresión de los huesos que componen la base del cráneo, a veces en ciertas zonas vertebrales, asociadas con fortísimas tensiones en la duramadre.

Estas alteraciones hacen que, en el momento del empuje del crecimiento de la pubertad, los tejidos vertebrales no puedan desplegarse de manera armoniosa y las zonas de restricción frenarán el crecimiento.

La escoliosis benigna

Esta escoliosis se describe habitualmente como una consecuencia de una báscula de la pelvis secundaria a un acortamiento de un miembro inferior.

  • Si la báscula de la pelvis se origina por una verdadera dismetría de los miembros inferiores, se justificará la talonera o alza, y permitirá compensar ese desequilibrio.
  • Pero lo más frecuente es que este desequilibrio sea el resultado de una alteración del mecanismo cráneo-sacro, lo que conllevará una dismetría de la pelvis.

Con ello, el tratamiento lógico de estas escoliosis deberá centrarse en el eje cráneo-sacro, incluso si otras medidas terapéuticas se utilizan (gimnasia correctiva, fisioterapia, Reducación Postural Global, etc.). Las actitudes escolióticas son muy frecuentes, y no son ni graves ni preocupantes. Un seguimiento se hace indispensable, en especial, antes de la pubertad y durante las épocas de crecimiento, ya que, si la escoliosis debiese degenerar hacia una escoliosis grave, será en esta época cuando lo hará.

Pubertad y empuje de crecimiento

Este imperioso empuje de crecimiento de la pubertad, frenado de manera no simétrica por lesiones (compresiones, rigideces) del mecanismo cráneo-sacro o de la columna vertebral, fuerza a la columna a comportarse como un muelle que se ve comprimido, es decir, que agrava las curvas fisiológicas (lordosis lumbar y cervical, cifosis dorsal), e incluso, crea curvas non fisiológicas como la escoliosis.

Sin embargo, como es lógico, nada puede detener al crecimiento. Así, cuanto más tiempo pase, más se amplificará el fenómeno, produciendo con rapidez una deformación estructural irreversible de los cuerpos vertebrales.

Escoliosis y aparato dental

El fenómeno escoliótico puede verse agravado enormemente por la colocación de un aparato dental que puede aumentar la rigidez membranosa del mecanismo craneal y que hará que la columna sea menos apta para gestionar y equilibrar las fuerzas de coacción mecánicas que esta sufre durante la pubertad.

Desde el Centro de Bienestar En Manos de Nara, nuestros profesionales te ayudarán si padeces escoliosis.

Puedes solicitar una cita a través de nuestro sitio web: https://enmanosdenara.com/pedir-cita/

Consulta otros artículos relacionados:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram
Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías
Categorías
Suscríbete

No te pierdas ninguna novedad y recibe ofertas de enmanosdenara.com