El TDAH o Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad es un trastorno neurobiológico de carácter crónico, sintomáticamente evolutivo y de probable transmisión genética.

Se caracteriza por una dificultad de mantener la atención voluntaria frente a actividades, tanto académicas como cotidianas. Esto va unido a la falta de control de impulsos. Gracias a la técnica Cráneo-sacral podemos ayudar muchísimo al TDAH.

¿Qué sintomatología tiene?

Puede manifestarse de forma diferente según la edad del niño. Se debe desarrollar en dos o más ambientes como en casa y en el colegio. Es frecuente en niños, adolescentes y adultos de todas las condiciones sociales, culturales y raciales.
El TDAH se centra en un fallo en el desarrollo de los circuitos cerebrales en que se apoyan la inhibición y el autocontrol, funciones importantes para la realización de cualquier tarea.

¿Qué factores lo originan?

Prenatales y neonatales, madres que hayan fumado, bebido alcohol, consumido drogas durante el embarazo, bebés prematuros, con bajo peso al nacer, niños que hayan sufrido infecciones de recién nacido (sepsis) o daño cerebral.
También influyen factores psicosociales y el ambiente donde nos rodeamos.

¿En qué casos puede aparecer?

El problema estructural que está relacionado con TDAH puede ocurrir durante el parto obstétrico.
Durante el parto, la cabeza del bebe hace adaptaciones al canal de parto, con lo que el Sistema Nervioso Central puede sufrir compresión o cualquier tipo de restricción.
También puede hacer una excesiva hiperextensión hacia atrás de la cabeza del bebé y la base occipital del cráneo se comprime con la primera vértebra cervical, el Atlas.
A través de los agujeros yugulares las venas salen del cráneo, así como los nervios craneales: Glosofaríngeo, Vago y Espinal. Cuando ocurre una compresión de estos nervios, se ven afectadas las funciones que éstos desempeñan. El más importante es el nervio Vago, que inerva la cabeza y el cuello, y actúa sobre tórax y abdomen contribuyendo a la formación de los plexos vegetativos que inervan las vísceras.

¿Cómo lo podemos corregir?

terapia craneo-sacral-En manos de Nara

La Técnica Cráneo-sacral se utiliza con éxito para contribuir a aliviar las molestias derivadas del TDAH.

Cuando el problema estructural está presente y es corregido, los síntomas del TDAH pueden desaparecer de forma rápida.

Las técnicas naturales que aplicamos no sustituyen ni excluyen la atención o el tratamiento médico o farmacológico convencional prescrito por los profesionales sanitarios.

Desde En Manos de Nara te ayudamos si padeces déficit de atención, independientemente de tu edad. No te quedes con la duda y contáctanos. También puedes leer otros artículos de diferentes usos de la técnica cráneo-sacral.