En ocasiones lo que ocurre en nuestro interior es lo mismo que está pasando en nuestro entorno, todo guarda una estrecha relación.
Cuando los síntomas se agravan paralelamente el conflicto que estamos viviendo también empeora.

organos y emociones-En Manos de Nara

La percepción de nuestro cuerpo y el entorno afecta a como nos sentimos y a nuestros órganos.

 

La interacción cuerpo y entorno

Nuestras emociones y nuestro comportamiento están basados en la percepción interdependiente de nosotros y el mundo.

Hay una relación directa entre las emociones, los órganos y los síntomas que podemos experimentar.
La mente controla al cuerpo. El funcionamiento biológico del cerebro es el que hace que esto sea así, que exista una relación entre pensamiento y cuerpo, entre emoción y síntoma.

Las emociones negativas destruye y las positivas lo contrario, tienen la capacidad de mejorar nuestro bienestar y hacernos felices.

Relación de los órganos con las emociones

El corazón o el intestino se relacionan con la alegría que los estimula.

La agitación o el exceso de excitabilidad, el stress o la ansiedad pueden causar taquicardias, insomnio y falta de concentración.

organos-En Manos de NaraLas personas obsesivas y que se desbordan emocionalmente suelen tener un desequilibrio cardiaco y digestivo.

El resentimiento, rabia, agresividad, cólera, indignación, irritabilidad o ira, influyen en el hígado y vesícula biliar.

Las preocupaciones en exceso, se pueden manifestar como malas digestiones, problemas de visión, manchas en la cara.

El temor, la falta de autoestima y la timidez están asociados a los riñones, las glándulas suprarrenales y a la vejiga.

El miedo o la angustia pueden dar dolor lumbar e infección urinaria. Nuestra energía se ve reducida, con una disminución del metabolismo y alteraciones de los procesos de la digestión cuando sentimos estas emociones.

La Tristeza, la melancolía y la aflicción pueden afectar al pulmón. Podemos sentir opresión en pecho, dificultad para respirar, resfriados frecuentes, asma y problemas circulatorios, incluso falta de apetito o pereza.

Como abordarlo

Tenemos que aprender a vivir con nuestras emociones, buenas o malas y saberlas controlar, gestionar y comprender aunque no las exterioricemos.

Debemos saber que pueden indicar que algo no funciona bien y pensar que la enfermedad puede tener un origen emocional causado por algún tipo de sentimiento no manifestado como tal, que se proyecta en el plano físico.

A través de la técnica cráneo sacral y liberación somato emocional te ayudamos a gestionar las emociones para que no se vea afectado ningún órgano ni tejido en tu cuerpo.

Síguenos en  Instagram, Facebook y Twitter para estar al día de nuestras publicaciones.

Te puede interesar también:

¿Sabes parar o te paran?

Cómo nos afectan las emociones en la recuperación de una molestia

¿Aliviar molestias o corregir el problema de raíz?

 

Las técnicas naturales que aplicamos, no sustituyen ni excluyen la atención o el tratamiento médico o farmacológico convencional prescrito por los profesionales  sanitarios